El Desacuerdo


Las historias de Rosalía y Reina. La primera es alteña y fue rescatada de La Rinconada (Puno, Perú), donde miles de bolivianas son y han sido explotadas sexualmente gracias a la trata y tráfico; la otra se consume de a poco entre la tuberculosis, las drogas y la prostitución en un centro nocturno de Riberalta. Los "reclutadores" tienen un nuevo sistema para engañar a las menores, se vuelven en "padrinos" de las chicas y prometen a los padres llevarlas a la ciudad para que estudien y salgan adelante. Todos son engaños para después aprovecharse de ellas sexual o laboralmente. Esta es la última entrega del reportaje digital de El Desacuerdo sobre trata de mujeres, con el audio de la entrevista al director de la FELCC de Riberalta y el video de una charla con uno de los actores que ayuda a rescatar a las chicas del infierno. Incluye animación sobre las cifras y las rutas de la trata de personas en Bolivia.

Boris Miranda www.borismiranda.info twitter.com/ivanbor
Rosalía
Rosalía tiene 21 años y pasó dos de ellos en La Rinconada, un centro minero donde hay casi 200 centros nocturnos a 230 kilómetros de Puno, Perú. Ella pensó que iría a ese país a trabajar como mesera, pero terminó siendo obligada a ser una más de las miles de "damas de compañía" en esa región.
Su único pecado fue confiar en el anuncio que vio en una concurrida plaza alteña. Anotó el número de teléfono de la "agencia de empleos" y concertó la cita. Allí le prometieron un sueldo que le permitiría ahorrar lo suficiente para volver a Bolivia en corto tiempo y poner un negocio de comida rápida. Su vida, sintió en ese momento, comenzaba a tener sentido. Ni se imaginaba lo que estaba por suceder...
El Ministerio Público de la provincia San Antonio de Putina (Puno) la rescató en un operativo en el que también fue liberada una chica peruana menor (...)

  • El escape del infierno (parte IV)

    , por Boris Miranda

    Boris Miranda www.borismiranda.info twitter.com/ivanbor
    Nati fue secuestrada en Cobija y trasladada a Caranavi. La explotaron sexualmente durante más de doce meses entre sus 12 y 13 años. Los tratantes aprovecharon que sus padres la dejaron sola para ir a la temporada de zafra. Fue rescatada (...)

  • El escape del infierno (parte III)

    , por Boris Miranda

    Boris Miranda www.borismiranda.info twitter.com/ivanbor
    “Yo era decidida a todo. Me pusieron droga en la mesa y compraron cerveza. Así comencé a drogarme y a los tres días me escapé de mi casa”. Majo no quería saber nada más de su familia. A los siete la violó uno de sus hermanos, a los 10 el otro y, (...)

  • El escape del infierno (parte II)

    , por Boris Miranda

    Boris Miranda www.borismiranda.info twitter.com/ivanbor
    Bibi se tuvo que levantar muy temprano para ser la primera en recibir atención en la posta de salud en Riberalta. Ella tiene que volver a su casa antes de las 09:00 para dar el desayuno a su bebé de un año y después salir al mercado. Esa es (...)

  • El escape del Infierno (parte I)

    , por Boris Miranda

    Boris Miranda
    www.borismiranda.info twitter.com/ivanbor
    Reina volvió al prostíbulo a esperar la muerte. En el centro médico de Riberalta no quisieron volver a darle el tratamiento para su tuberculosis, que ya incumplió una vez, y por eso prefirió retornar a El Encanto para acostarse con hombres (...)